Cuarteto Teatro

Compañía Vallisoletana.

Más informaciónFacebook

Drama

Cuatrocientos años de historia; Hamlet resiste los embates de su propia existencia, una tras otra representación el personaje-actor-mito, muere y mata, duda y reta. Una y otra vez. Un constante grito ahogado que hace de HAMLET una existencia más dramática, más patética. Hamlet resiste y se resiste a su YO no dividido, entre la ficción y la realidad, la incomodidad de continuar con un destino asignado por la mente de un escritor que abandono a su suerte a un ser humano que es encarnado por otros seres humanos, con sus diferencias, con sus virtudes, con sus miedos, con sus dudas.