Compañía Rita Clara

Una alegoría sobre la droga, en clave
de danza flamenca para todos los públicos, pero sobre todo, para los jóvenes.

Más información

Seducido por una enigmática mujer, un bailarín adolescente danza a su paso y queda poseído:

“Ay, le di mi vida a una dama,
que yo no sabía quién era
aquella dama tan blanca!”

El primer abrazo y la novedad de lo prohibido; y luego, la danza de la Dama Blanca
encadenan al bailarín y le atormenta en sueños:

“¡Ay, que yo no lo sabía,
que su alma era tan negra
como la noche más fría!”

Al compás de la guitarra, el cante, la percusión y las palmas, la dama y el bailarín danzan el drama de la libertad y la esclavitud.

Descubre a La dama Blanca en Youtube